Incompatibilidad Rh

El Riesgo de isoinmunización RH ocurre solo cuando la madre es de tipo de sangre RH NEGATIVO.

Para que la sangre sea RH POSITIVA debe tener un antígeno en su superficie y el tipo RH NEGATIVO no tiene ninguno. Es por esto que si la Mamá (-) tiene en su vientre un hijo (+) el organismo materno reconoce los antígenos en los glóbulos rojos fetales como extraños y produce anticuerpos contra ellos y los destruye, produciendo así aumento de la bilirrubina (Ictericia) y anemia fetal. Esta respuesta puede ser de leve a grave y poner en riesgo la vida del feto.

Hay dos tipos de anticuerpos que se producen, ante el primer contacto materno con la sangre fetal positiva se producen IGM la cual es muy grande y no atraviesa la barrera placentaria por lo que generalmente el primer hijo no es afectado, pero si la madre ya esta sensibilizada por un embarazo, aborto, mola o transfusión anterior ya ha producido IgG que es de pequeño tamaño y si puede atravesar la placenta y destruir la sangre del feto.

Graf RH

Como sabemos qué tipo de sangre tendrá el Bebé?

Recordando las leyes de Mendel de la genética, sabemos que tenemos dos alelos, uno que recibimos de nuestro papá y uno de nuestra mamá, el alelo positivo es dominante, así que si los alelos son ++, +-, el tipo de sangre será +. La única manera de que sea negativo es que ambos alelos sean –, lo cual es menos probable, es por eso que el 85% de las personas son de tipo +.

Es decir si Mamá y Papá son negativos, tendrán hijos negativos.

Y si Mamá y Papá son positivos, pueden tener hijos tanto positivos como negativos.

Si Mamá es – y Papá positivo+- tienen 50% de probabilidad de tener hijos – y 50% +

Graf RH 2

Pero Si Mamá es – y Papá positivo++ tienen 99,9% de probabilidad de tener hijos + y de producirse la enfermedad hemolítica en el feto.

El problema es que no sabemos qué tipo de sangre tendrá el feto con certeza, hasta el nacimiento, por lo que debemos prevenir la sensibilización (Producción de anticuerpos IgM) colocando una inyección intramuscular llamada RHogam como protocolo a las 28 semanas y a las 34 semanas, y posterior al nacimiento si el bebé es positivo. Y si el Bebé es negativo no es necesario colocarla. Si durante el embarazo tienes sangrado genital, amenaza de parto pretérmino, amenaza de aborto o un aborto, debes colocarte el rhogam en ese momento.

El RHogam se coloca para neutralizar los glóbulos rojos fetales que hayan podido pasar a la circulación materna, pero si ya la madre produjo los anticuerpos (está sensibilizada) tiene la prueba de COOMBS positiva ya no tiene ningún efecto y el tratamiento seria más delicado y existiría riesgo alto para el feto.

Por esto le sugiero: conozcan su tipo de sangre, si eres (–) díselo a tu médico en la primera consulta y controla tu embarazo con un especialista.


Dra Claudia Avila De Jacotte
Ginecologa Obstetra, 
instructora de Kundalini Yoga prenatal 
Venezuelan in Calgary 
@amigaginecologa

Deja un comentario