Fiebre en Niños

¿Qué es la Fiebre?

La fiebre es el aumento de la temperatura corporal por encima de los parámetros normales y no necesariamente indica un padecimiento grave, sin embargo es la forma en la que el cuerpo reacciona ante procesos infecciosos o agentes que reconoce como “extraños”

¿Cuál es la causa más frecuente de fiebre?

Gran cantidad de infecciones producen fiebre, dentro de ellas las infecciones virales son las más frecuentes sobre todo en niños pequeños, sin embargo en algunos casos la fiebre puede ser indicativa de infecciones bacterianas, procesos inflamatorios agudos y otros padecimientos.

¿Cuál es la temperatura normal?

La temperatura normal oscila entre 36ºC a 37,5ºC y si se encuentra entre 37,5ºC y 38ºC se considera que existe una febrícula.

El niño tiene fiebre sí:

  • La temperatura rectal es mayor de 38°C.
  • La temperatura oral es mayor de 37.5°C.
  • La temperatura en la axila es mayor de 37,5°C.
  • La temperatura en el oído es mayor de 38°C.

 

¿Dónde debo tomar la temperatura?

Existen varias maneras de medir la temperatura del cuerpo. La elección debe basarse en la edad de tu bebe y el tipo de termómetro que utilices:

  • Con un bebé menor de 3 meses de edad, la manera mas fácil y segura es usar la temperatura axilar, sumándole 0,5ºc a la temperatura que marca el termómetro para aproximarnos con mas exactitud a la temperatura central o real del niño que solo se obtiene cuando se toma por la vía rectal u oral.
  • Con un niño de 3 meses hasta 5 años de edad, lo mejor es usar un termómetro rectal y en su defecto tomar la temperatura axilar igualmente sumándole 0,5ºC al valor que arroja el termómetro. Aunque para un niño a partir de 6 meses de edad, se puede utilizar un termómetro de oído.
  • Para un niño de más de 4 ó 5 años de edad, tome la temperatura oral.

 

¿Qué hacer en caso de fiebre?

Ante la sospecha de que nuestro niño tiene fiebre se debe corroborar tomando adecuadamente su temperatura con un termómetro. En el caso de que ciertamente su temperatura se encuentre elevada debemos considerar varios factores:

  • Si la temperatura se encuentra por debajo de los 38 grados centígrados y el niño no posee ningún tipo de malestar no se debe suministrar medicamentos ya que la elevación de la temperatura es un mecanismo de defensa ante agentes infecciosos y puede ayudar por consiguiente a combatir la enfermedad.
  • Si la temperatura se encuentra por encima de 38,5 grados centígrados o el niño posee dolor de cabeza o malestar general debemos suministrarle medicamento antipirético como el acetaminofén o paracetamol según la dosis indicada para su peso.
  • Si el niño es menor de 3 meses de edad y tiene una temperatura por encima de los 38ºC se debe consultar al medico ya que en niños tan pequeños la fiebre puede indicar una infección grave.
  • Es importante mantener fresca la temperatura de la casa y despojar al niño de ropa muy abrigada y cobijas.
  • Si la fiebre persiste durante mas de 48 horas debemos acudir al medico para que realice exámenes de laboratorio ya que las infecciones virales regularmente suelen resolverse en menos de 48 horas.
  • Si el niño no ha cambiado su conducta, juega y se alimenta normalmente posiblemente la fiebre desaparecerá espontáneamente luego de unas 24 horas sin requerir exámenes ni tratamientos especiales.
  • Si el niño se encuentra decaído, severamente inapetente, presenta vomito, dificultad para respirar o en los países del trópico dolor ocular o de articulaciones hay que acudir al medico para que sean evaluados y descartar infecciones bacterianas o virales severas.
  • Si la fiebre persiste de manera intermitente durante mas de tres semanas sin ninguna causa aparente consulta a tu medico para que descarte otro tipo de enfermedades.
  • También debemos acudir a la emergencia si el niño presenta síntomas de deshidratación como ojos hundidos, llanto sin lagrimas o poca cantidad de orina o si presenta una erupción o rash en la piel.
  • Si el niño presenta una convulsión febril es importante reaccionar de manera inmediata sin perder la calma, recostar al niño de lado para evitar que se ahogue en caso de que vomite y asegurándonos de que su boca y sus vías respiratorias estén despejadas y llevarlo a la brevedad posible al servicio de emergencia.

¿Qué no debo hacer en caso de fiebre?

  • Nunca se debe usar enemas ni baños de agua helada. El baño puede realizarse para ayudar a bajar la temperatura una vez que se haya suministrado el antipirético con agua tibia ya que de lo contrario, si usamos agua fría, podríamos producir un choque y un aumento brusco de la temperatura.
  • Nunca utilices baños de alcohol, ya que se puede absorber por la piel y provocar lesiones muy graves.
  • No se debe suministrar ningún medicamento sin prescripción o previa consulta médica.
  • No es recomendado tomar la temperatura rectal en niños con inmunodeficiencias conocidas.

 

Dra. Delimar Tello
Médico Cirujano
@delimartello
fundadora de @miderechoVALE
e-mail: Devaluve85@gmail.com

Deja un comentario