El Cordón Umbilical





En mamíferos placentarios, el cordón umbilical es un cordón que une un embrión en vías de desarrollo o feto a su placenta. Contiene arterias principales y venas (las arterias umbilicales y vena umbilical) para el intercambio de sustancias nutritivas y sangre rica en oxígeno, entre el embrión y la placenta, órgano que comienza a desarrollarse en el útero a principios del embarazo y muere al nacer el bebé. Constituye una conexión vital entre el feto y la madre mediante el cordón umbilical.

Dentro de las funciones que cumple la placenta están:

1. Transmitir nutrientes y oxígeno al bebé,

2. Elimina los productos de desecho provenientes del feto,

3. Actúa como filtro,

4. Vital para su crecimiento y protección,

5. Fabrica hormonas que ayudan a que el embarazo continúe y estimulan el crecimiento del bebé.

Cuando el feto nace, el cordón umbilical se corta y se deja sólo una pequeña cicatriz (el ombligo). Mide aproximadamente 56cm y de 1 a 2cm de diámetro. Está formado por 2 arterias y 1 vena. Los bebés dependen de este cordón para poder vivir y desarrollarse pues les permite recibir todos los nutrientes y el oxígeno que necesitan y que además provienen de la madre.

Existen una gran variedad de problemas que se pueden presentar con el cordón umbilical de tu bebé, y es de suma importancia conocerlos para poder identificarlos y acudir a la consulta pediátrica a tiempo.

A continuación mencionaremos algunos de ellos y poco a poco detallaremos los principales:

1. Retraso en su caída,

2. Infecciones (onfalitis),

3. Hernia umbilical que puede ser congénita (desde el nacimiento) o adquirida,

4. Fístula

5. Granuloma

Normalmente el cordón umbilical se cae los primeros 15 días de vida, lo más común es que ocurra entre el día 7 y 10. Si ésto ocurre después de la 3era o 4ta semana de vida hablamos de caída tardía. Si a tu bebé le sucede, es importante acudir a la consulta pediátrica pues es necesario evaluarlo para conocer la posible causa.

La onfalitis es una infección del cordón umbilical y los tejidos que lo rodean. Cuando tu bebé nace el ombligo se coloniza de bacterias y si no se toman las medidas adecuadas se puede convertir en infección, que pudiera ser algo leve o incluso llegar a complicarse.

¿Cómo poder identificarlo? Debes estar muy pendiente de los posibles cambios:

1. Secreción purulenta (pus) o incluso algo de sangre,

2. Mal olor,

3. Enrojecimiento de la piel alrededor,

4. Piel endurecida o inflamada y/o

5. Dolor.

Lo más frecuente es que se presente los primeros días de vida (entre el 3ero y 4to). Si notas alguno de estos cambios no dudes en acudir al pediatra pues es necesario tomar medidas e iniciar tratamiento para evitar complicaciones.

Para evitar complicaciones con el ombligo de tu bebé te dejo algunas recomendaciones importantes:

1. Deja que se caiga solo, aunque veas que queda unido por in hilito de piel NO DEBES quitarlo,

2. NO usar soluciones a base de iodo ni mercurocromo,

3. Lavarse las manos antes de manipular el ombligo,

4. Mantenerlo seco,

5. Dejarlo descubierto,

6. Vigilar que los pañales no tapen el ombligo

7. Se puede utilizar alcohol al 70% o clorhexidina,

8. SI puede bañarse y lavarse el ombligo pero luego debe secarse y evitar la humedad de la zona,

9. Cambiar frecuentemente los pañales para evitar que el ombligo se ensucie

10. Usar preferiblemente gasas (si son estériles mejor) para secar el ombligo.

 

Otro de los problemas que pueden llegar a presentarse con el cordón umbilical, es el granuloma umbilical. Se trata de una pequeña pelotita (nódulo), rosado o color como nácar y brillante, de superficie lisa o irregular y de tamaño variable (no mayor a 1cm). Se considera como la principal causa de masa umbilical en recién nacidos. Se forma las primeras semanas de vida por exceso de persistencia de tejido una vez que se cae el cordón umbilical. Debes acudir al pediatra para poder guiarte en las medidas a tomar

 

El cordón umbilical pasa a través de los músculos abdominales y fascia (membrana muy delgada que los cubre). Al terminar de cumplir su función, los músculos se van uniendo de tal modo que quedan cerrados, el anillo umbilical ya no está permeable y la pared abdominal queda protegida. Sin embargo, en aproximadamente un 10% de recién nacidos sanos eso no sucede y se puede observar como un aumento de volumen blando, que se reduce fácilmente y de tamaño variable, que puede aumentar de tamaño con esfuerzos o llanto, etc. y se conoce como Hernia Umbilical. Puede desaparecer en los primeros 4 años o llegar a ser quirúrgico dependiendo del caso. Es importante la evaluación por el pediatra.

 

Cuando finalmente se cae el cordón umbilical los cuidados aún deben continuar y aquí te dejo varias recomendaciones que te aconsejo seguir:

1. NO usar botones o monedas; está la creencia que eso va a ser que la cicatriz quede más bonita y eso es FALSO, al contrario, puede hacer que se complique con infecciones,

2. NO usar fajitas, pues no va a evitar la aparición de la hernia, pero si podría incomodar a tu bebé e incluso tener dolor abdominal,

3. Seguir limpiando la zona y mantenerlo seco hasta que esté completamente cicatrizado (aproximadamente 3 a 5 días después de caerse),

4. NO automedicar

5. Recuerda acudir siempre al pediatra ante cualquier duda o eventualidad

Existen varias señales que se deben vigilar y que indican que es momento de acudir al pediatra:

1. Enrojecimiento o inflamación alrededor del ombligo,

2. Fiebre (temperatura > 38°C),

3. Retraso en la caída del cordón umbilical,

4. Ombligo húmedo o secreción amarillenta fétida,

5. Sangrado abundante o que sea difícil de parar (cuando se cae es normal que haya escaso sangrado),

6. Granuloma

7. Granitos o ampollas alrededor del ombligo

 

Recuerda siempre acudir al pediatra ante cualquier duda que tengas o cambios que veas en el ombligo de tu bebé que te parezcan extraños

 


Dra. Ann Molinet
Médico Pediatra, Intensivista Pediatra
tupediatraguia@gmail.com
@tupediatraguia

 

 

 

 

Si te ha gustado esta entrada no olvides darle like y compartirla, así nos ayudas a saber qué contenidos son de mayor interés!
Recuerda Suscribirte al blog para no perderte ninguna de nuestras sorpresas y novedades! (encuentras el formulario de suscripción en la barra lateral derecha si estás en un ordenador o más abajo, justo debajo de los comentarios si estás en un móvil)

 

 

 

Deja un comentario