SÍNDROME O ENFERMEDAD MANO-PIE-BOCA

El Síndrome de Mano Pie Boca es una enfermedad vírica que causa úlceras en la boca y lesiones ampollosas en manos, pies y, a veces, nalgas e ingles. Se da sobre todo en niños menores de 5 años y con menor frecuencia en niños mayores y adultos ya que con la edad se va adquiriendo inmunidad. Esta enfermedad ocurre generalmente en el verano y principios del otoño. El periodo de incubación es de 3 a 5 días y los síntomas pueden durar hasta 10 días.

CONTAGIO

El periodo de mayor contagio es desde justo antes del inicio de los síntomas hasta que el niño se siente mejor. Se puede transmitir por contacto directo o a través del contacto de superficies contaminadas. El virus se encuentra en:

  • Las secreciones de la nariz y la boca (saliva, esputo, mucosidad nasal)
  • El líquido de las ampollas
  • Las heces

Es por esto que se debe mantener siempre una buena higiene de manos, sobre todo después del cambio de pañal o de limpiar al niño tras ir al baño.

Con la enfermedad no se adquiere inmunidad ya que la pueden producir diferentes virus de la familia enterovirus (el más frecuente es el virus Coxsackie). Esto quiere decir que se puede padecer la enfermedad más de una vez. A medida que nos hacemos mayores se va desarrollando inmunidad.

Incluso después de que un niño se haya recuperado de la enfermedad, podrá transmitir el virus a través de las heces durante varias semanas, pudiendo contagiar la infección a otras personas. A pesar de ello, al tratarse de una enfermedad leve el niño podrá retomar sus actividades una vez que se encuentre mejor.

SÍNTOMAS

Los síntomas aparecen entre tres y cinco días después de haber sido expuesto a la infección.

Los primeros síntomas son:

  • Fiebre
  • Malestar general
  • Pérdida de apetito
  • Tos
  • Dolor abdominal
  • BOCA: Después de uno o dos días aparecen lesiones rojas en la lengua y en la mucosa de la boca. Estas se convierten en úlceras de color amarillo-gris con bordes rojos. Las úlceras suelen ser muy dolorosas por lo que el niño deja de comer y suele babear (sialorrea) mucho porque le cuesta tragar. Estas se pueden extender alrededor de los labios.
  • MANOS Y PIES: Poco después aparecen lesiones sobreelevadas en la piel, sobre todo en manos, pies y en ocasiones rodillas, codos, nalgas y zona genital. Estas lesiones pueden convertirse en pequeñas ampollas con un centro gris. Las lesiones pueden producir picor o dolor y pueden durar hasta 10 días.

Estos síntomas generalmente aparecen por etapas, no todos juntos. Además, no todas las personas tendrán todos estos síntomas. Algunas podrían no tener ningún síntoma y, sin embargo, transmitir el virus a otras personas. Lo más habitual es que la fiebre remita en los tres o cuatro días posteriores y las lesiones de la boca, las manos y los pies desaparezcan a la semana.

COMPLICACIONES

Esta enfermedad se considera leve y se resuelve sola sin tratamiento médico en un plazo máximo de 7 a 10 días. Las complicaciones son rarísimas en incluyen meningitis, encefalitis o miocarditis.

TRATAMIENTO

Al tratarse de una enfermedad vírica no existe tratamiento que lo cure (la enfermedad debe seguir su curso) pero sí se pueden tomar medidas para aliviar los síntomas.

  • Reposo domiciliario mientras dure el malestar general.
  • No forzar a comer pero sí ofrecer mucho líquido para evitar la deshidratación.
  • Ofrecer alimentos blandos y a temperatura ambiente o fríos. Evitar los alimentos y bebidas calientes, ácidos o picantes.
  • Si presenta dolor, irritabilidad o fiebre administrar ibuprofeno o paracetamol cada 6-8 horas.
  • Aplicar geles o sprays bucales para las úlceras bucales tales como Lidocaína viscosa o similar antes de las comidas.
  • Si presenta lesiones en la zona del pañal se debe aplicar una crema con óxido de zinc para evitar la maceración de las heridas y su posible sobreinfección.

CUÁNDO CONSULTAR AL MÉDICO

  • Si hay duda sobre el diagnóstico.
  • Si rechaza la ingesta de líquidos y presenta signos de deshidratación: orina poco y concentrado, al llorar no presenta lágrimas, boca seca…
  • Debilidad o disminución del nivel de conciencia.
  • Niño menor de tres meses de edad con temperatura mayor de 38°C.
  • Las lesiones en la piel se vuelven muy dolorosas, inflamadas y calientes con o sin secreción de pus.
  • Los síntomas empeoran o no mejoran después de 7 a 10 días.

NOTA: Todas las fotos están hechas por mí excepto la del pie que es de internet.

Dra. Rebecca Ordovás
tupediatraadomicilio.com
Madrid - España
+34 676555376
@drarebeccaordovas
🇬🇧  I am a native English speaker. My consultations may therefore also be carried out in English.
Si te ha gustado esta entrada no olvides darle like y compartirla, así nos ayudas a saber qué contenidos son de mayor interés! Recuerda Suscribirte al blog para no perderte ninguna de nuestras sorpresas y novedades! (encuentras el formulario de suscripción en la barra lateral derecha si estás en un ordenador o más abajo, justo debajo de los comentarios si estás en un móvil) 

Deja un comentario