¿Se puede retomar la Lactancia Materna?

Viene del post “mi bebé rechaza mi pecho”

La respuesta es un rotundo sí, una vez que se presenta un rechazo al pecho es más que factible poder retomar la lactancia materna.

Lo primero que se debe hacer es determinar si realmente se trata de un rechazo real al pecho, nos podemos ayudar respondiendo algunas interrogantes:

1. ¿Tiene hambre?, es posible que la razón por la cual no quiera mamar porque en ese instante no tiene apetito.

2. ¿Come más rápido?, a medida que crecen la técnica de succión se va perfeccionando y logran alimentarse en menos tiempo.

3. ¿Hay algún problema en la técnica?.

4. ¿Se trata de un destete iniciado por el bebé?, dependiendo de las características de lo que esté sucediendo y de su edad, pudiera tratarse de un abandono natural de la lactancia.




Una vez descartado el destete natural por parte del bebé surge la pregunta, ¿Cómo retomar la lactancia materna?

Para lograrlo con éxito aquí te dejo algunas recomendaciones.

1. Confía en ti misma, estás capacitada para hacerlo.

2. Tener presentes que en algún momento puede pasar y que es algo absolutamente normal y esperado, por lo tanto NO deben sentirse rechazadas o culpables.

3. Conservar la calma, tener mucha paciencia y persistencia y analizar lo que pudiera estar pasando para solucionarlo.

4. Evitar por todos los medios la introducción de biberones o chupones, pues podría empeorar el rechazo al pecho. Mientras la lactancia se retoma existen medidas que se pueden emplear para continuar el aporte de leche materna.

5. Determinar si se trata de algún proceso infeccioso o dolor para acudir al especialista e iniciar el tratamiento adecuado.

6. Si hay un reflejo de salida de la leche muy intenso o los pechos están muy duros, se puede ayudar extrayendo un poquito de leche antes de iniciar la alimentación.

7. Si hay un reflejo de eyección lento, se puede aumentar la frecuencia de las tomas para mejorar la producción de leche.

8. Contacto piel con piel

9. Sumergirse en agua tibia con el bebé puede ayudar.

10. Cambiar la postura, corregir la técnica que se está empleando, o incluso balancearse un poco con el bebé mientras es amamantado.

11. Buscar un ambiente tranquilo, sin distracciones en el entorno o las menores posibles y evitar alzar la voz o realizar movimientos bruscos durante el momento de lactancia.

12. Es muy importante hacer un seguimiento de su peso para evitar complicaciones.

Aunque entiendo que esta situación puede ser muy angustiante y desesperante, NUNCA DUDES en pedir ayuda y orientación en caso de que consideres que sea necesario, pues evita destetes prematuros y te ayuda a ti y a tu entorno familiar a manejar la situación sin mayores repercusiones físicas y emocionales.


Dra. Ann Molinet
Médico Pediatra, Intensivista Pediatra
tupediatraguia@gmail.com
@tupediatraguia

 

Si te ha gustado esta entrada no olvides darle like y compartirla, así nos ayudas a saber qué contenidos son de mayor interés!
Recuerda Suscribirte al blog para no perderte ninguna de nuestras sorpresas y novedades! (encuentras el formulario de suscripción en la barra lateral derecha si estás en un ordenador o más abajo, justo debajo de los comentarios si estás en un móvil)

Deja un comentario