El baño del recién nacido

En casa estamos creando nuestras rutinas diarias, el baño relajante es una de ellas. Ponemos música acústica de fondo, caldeamos el baño, bajamos un poco la luz de ambiente y uno de nosotros se baña con #chipironainglesa

Solemos estar unos 15-20 minutos con ella en el agua, le contamos cositas, masajeamos su tripita… Desde que se le cayó el cordón, empezamos a hacerlo, y no puede gustarle más. El momento del  baño le encanta, cierra los ojitos, sonríe, y al final se queda dormidita y súper relajada para el resto de la noche.

Esta técnica se llama Thalasso baby bath y fue creada por Sonia Rochel, una enfermera francesa, asistente en el ala materno-infantil de la Clinique de la Muette en París – Francia. La técnica, puesta en marcha en 1995, consiste en sumergir al pequeño lentamente, masajeándole y meciéndole suavemente, todo ello acompañado de música. Los bebés se relajan tanto que no sólo no lloran, si no que algunos caen en un profundo sueño. La idea es que puedan sentir la similitud con el útero materno.

Para el momento del baño relajante, uso agua o bien agua con una gotita de su jabón. Es muy importante además el prestar especial atención al agua y que ésta tenga la temperatura correcta, entre 36 y 38 grados centígrados (parecido a nuestra temperatura corporal). Yo utilizo el temómetro de Avent, me encantan estos termómetros porque son rápidos, con pantalla digital y súper exactos (son los que usamos en el hospital para los partos en bañera).

Os dejo el vídeo del baño de hoy de mi princesa, atención a su sonrisa del final, me tiene enamorada.

 

Es muy común que las primeras semanas de vida el bebé solo quiera contacto físico. En realidad es lo normal y a lo que está acostumbrado. Durante toda la gestación tu bebé ha estado mecido por el líquido amniótico, pegadito a tu cuerpo, con la temperatura perfecta y tu olor … no te parece ahora más normal que quiera estar pegado a ti? Ya sabéis que me encanta la crianza con apego y que odio la típica frase de “se acostumbrará a los brazos”. Acostumbrarse a ser amado? A eso nadie se acostumbra! A Lily tras su baño, le doy un masaje relajante, lo hacemos por la noche, para que así ella pueda empezar a entender lo que es el día (luz,ruido, paseos…) y noche (baño, masaje, pecho, silencio y dormir).

Os explico cómo lo hago yo:

– Luz tenue, yo pongo las lamparitas de su habitación.

– Ambiente caldeado. (Pongo un ratito el calefactor, hasta conseguir una temperatura de unos 24 grados).

– La tumbo en su cambiador.

– Me pongo su aceite en mis manos y las froto para que así este calentito. Yo uso el aceite de coco de @kokoso_baby que es 100% natural y para pieles sensibles.

– Cuando he acabado con su cuerpecito, paso a la cara y le doy un masaje facial. Sienes, cejas, pómulos… en muchas ocasiones Lily sonríe de placer.

Si tu bebé es inquieto, prueba a masajear su entrecejo con movimientos circulares con la yema de tus dedos. No falla, cerrará los ojitos al instante!

 


BabySuite||Paula Camarós. Matrona.
Madrid-London.
??Mamá de Lily.
? Babysuite.paulacamaros@gmail.com
?YouTube: Baby Suite by Pau
?CEO BabySuite by Pau. www.babysuitebypau.com

 

Si te ha gustado esta entrada no olvides darle like y compartirla, así nos ayudas a saber qué contenidos son de mayor interés!
Recuerda Suscribirte al blog para no perderte ninguna de nuestras sorpresas y novedades! (encuentras el formulario de suscripción en la barra lateral derecha si estás en un ordenador o más abajo, justo debajo de los comentarios si estás en un móvil)

Deja un comentario