¿Cuándo debo ofrecer agua a mi bebé?

El agua es un elemento básico y necesario para la vida, es esencial para que el organismo pueda cumplir adecuadamente todas sus funciones, por lo que su ingesta debe ser suficiente para poder cubrir sus requerimientos diarios, así como lograr reponer las pérdidas que día a día existen y se dan a través de la orina, la evaporación (respiración, sudor, etc.) y las heces.

Las necesidades corporales se van a modificar de acuerdo a la actividad física diaria, las condiciones ambientales de su entorno (humedad, temperatura, etc.) y a la edad del niño, es decir, que a medida que crecen sus necesidades serán diferentes.

Cuando nacen, el agua representa aproximadamente un 75 – 80% de su peso corporal, y va disminuyendo progresivamente hasta alcanzar la pubertad que corresponde a un 50 – 60%, siendo similar al del adulto.

Esto es importante saberlo pues nos permite entender que los bebés, mientras más pequeños son, más aporte de agua necesitan. Sin embargo, la forma como se la vamos a ofrecer va a ser diferente de acuerdo a su edad.

Los primeros 6 meses de vida

Cuántas veces no nos dicen ¿no le vas a dar agua a tu bebé? ¿y el biberón con agua dónde está?, lo cierto es que al principio NO la necesitan de esta forma.

Durante esta etapa son alimentados por lactancia materna o artificial (preparada adecuadamente), por lo tanto, el agua que necesitan para vivir es aportada a través de la leche.

Podemos decir entonces, que la leche no sólo va a cumplir la función de nutrirlos al tener hambre, sino también saciar su sed.

Los bebés comen frecuentemente durante el día porque su estómago es pequeño, se sacian fácilmente y su digestión la realizan con bastante rapidez, por lo que tenemos que garantizar que todo lo que coman esté cargado de los nutrientes que necesitan para ir desarrollándose adecuadamente.

Si en estos pequeños comenzamos a introducir agua corremos el riesgo de causarle sensación de saciedad en la barriguita, pudiendo traer como consecuencia que su deseo de alimentarse sea menor, disminuyendo su succión, y con ello, los nutrientes que consumen.

Y en este punto se preguntarán, si hace mucho calor ¿no necesitan más agua? Y la respuesta es que sí, pero la solución NO es dar agua sola, sino ofrecer más leche, de hecho, notarán que el bebé la pedirá con mayor frecuencia.

Ahora bien, ¿qué sucede entre los 6 y 12 meses?

En ese momento nos encontramos iniciando la alimentación complementaria y aquí debemos hacer una diferencia entre los bebés amamantados y los que reciben fórmula.

Los bebés que son alimentados a través de la lactancia materna, generalmente continúan recibiendo con bastante frecuencia el aporte de leche, por lo tanto, suelen tener sus requerimientos de agua cubiertos. Si quieren se les puede ofrecer agua, aunque no suelen necesitarla.

Los que reciben lactancia artificial, suelen tomar menos leche cuando inician alimentación complementaria, necesitando recibir más agua, por lo que es recomendable ir ofreciéndola durante el día y permitir que ellos tomen de acuerdo a sus necesidades.

¿Y qué ocurre en los mayores de 12 meses?

En este período, la alimentación complementaria, que va a ir sustituyendo progresivamente a la leche como comida principal, suele ser muy parecida a la del adulto, que suele caracterizarse por comer mayor cantidad de alimentos sólidos y más secos, con menor aporte de leche materna o de fórmula.

El requerimiento de agua para estos pequeños es alrededor de 1100 a 1300 ml, que no suelen ser completamente cubiertos por la alimentación. Es por ello, que a partir de esta edad SI es necesario ofrecerles agua.

Es importante señalar que existen distintas condiciones donde llega a ser necesario aumentar el aporte de agua y suele ser cuando las pérdidas de los niños aumentan.

Es por esto que ante cualquier duda deben acudir al especialista y solicitar la orientación adecuada.

 


Dra. Ann Molinet
Médico Pediatra, Intensivista Pediatra
tupediatraguia@gmail.com
@tupediatraguia

 

Si te ha gustado esta entrada no olvides darle like y compartirla, así nos ayudas a saber qué contenidos son de mayor interés!
Recuerda Suscribirte al blog para no perderte ninguna de nuestras sorpresas y novedades! (encuentras el formulario de suscripción en la barra lateral derecha si estás en un ordenador o más abajo, justo debajo de los comentarios si estás en un móvil)

Deja un comentario