Apendicitis en Niños

Aprendamos a Reconocer Los Síntomas de la Apendicitis en Niños

La apendicitis es una inflamación del apéndice que es un órgano que se encuentra ubicado en la primera porción del intestino grueso, en la parte inferior derecha del abdomen. El interior del apéndice forma una especie de cilindro o tubo que conecta con el intestino grueso. Regularmente el inicio de la enfermedad ocurre cuando este cilindro se obstruye debido a un acumulo de materia fecal denominada “fecalito”, aunque pueden existir otras causas de obstrucción como la presencia de parásitos intestinales. Esta obstrucción causa una inflamación que al paso de las horas tiende a hacerse cada vez mas severa hasta que, de no ser tratada, puede ocasionar ruptura del apéndice y diseminación de las bacterias intestinales al abdomen, lo cual producirá una infección muy grave en el paciente.

Cuando sospechamos que nuestro niño tiene apendicitis?

Es importante acotar que la apendicitis es una enfermedad muy poco frecuente en niños menores de dos años, sin embargo, en casos atípicos se presenta en esta edad con un cuadro en el que el bebé se queja y llora constantemente, su barriguita se siente abultada y dura y es molesto para él que se le manipule; el niño no luce bien, deja de jugar o interactuar como regularmente lo hace, pierde el apetito, e inclusive puede presentar vómitos y fiebre, que en principio puede no ser muy alta; en cualquier caso si tenemos un lactante con estos síntomas es importante llamar a nuestro médico de inmediato para que lo evalué y descarte la enfermedad.

El cuadro típico de apendicitis generalmente se presenta en niños en edad preescolar y escolar y suele tener las siguientes características:

 Inicia como un dolor abdominal considerable, que suele ubicarse inespecíficamente alrededor del ombligo y luego se concentra en la parte inferior derecha del abdomen y puede extenderse hacia la pierna derecha (es posible que al principio el dolor sea intermitente y difuso y luego se vuelva constante y agudo)

 Fiebre menor de 38ºC o febrícula.

 Pérdida del apetito

 Nauseas y vómitos

 Abdomen hinchado o distendido, sobre todo en lactantes y niños pequeños y doloroso al tacto, principalmente al tocar la parte inferior derecha del mismo.

Ante estos síntomas es importante acudir a la brevedad posible al médico ya que una apendicitis no tratada puede romperse al cabo de unas 24 a 72 horas y producir una enfermedad muy grave en el niño.

Lo que NO debemos hacer:

Debemos recordar que el tratamiento de la apendicitis siempre es quirúrgico por lo tanto es el médico quien debe actuar en caso de que se sospeche la enfermedad, en este sentido debemos acotar que no se debe:

 Esperar demasiado tiempo para acudir a la emergencia.

 Suministrarle al niño tés, brebajes, ni tomas naturales.

 Suministrarle ningún tipo de antiespasmódicos, ni medicina para el vómito.

 Suministrarle analgésicos ni antipiréticos, ya que estos pueden enmascarar los síntomas y hacer que el cuadro pase un poco desapercibido por unas horas más mientras se sigue agravando.

 Darle de comer al niño hasta que no se haya descartado la enfermedad o el médico lo indique.

La apendicitis es una enfermedad bastante común que como se ha dicho anteriormente, requiere de una cirugía y hospitalización del paciente, sin embargo siendo tratada a tiempo suele tener una excelente recuperación y no dejará secuelas en el niño.

 

Dra. Delimar Tello
Médico Cirujano
@delimartello
fundadora de @miderechoVALE
e-mail: Devaluve85@gmail.com



Si te ha gustado esta entrada no olvides darle like y compartirla, así nos ayudas a saber qué contenidos son de mayor interés!
Recuerda Suscribirte al blog para no perderte ninguna de nuestras sorpresas y novedades! (encuentras el formulario de suscripción en la barra lateral derecha si estás en un ordenador o más abajo, justo debajo de los comentarios si estás en un móvil)

Deja un comentario