Sueño Infantil

¿Cuánto debe dormir mi pequeñín?

Uno de los temas que con más frecuencia genera inquietud en madres y padres de todo el mundo. Suele generar preocupación cuánto debe dormir nuestro peque, con qué frecuencia, durante cuántas horas en la noche, cuantas siestas durante el día…
El sueño juega un papel fundamental en el desarrollo y bienestar infantil, favoreciendo los procesos de atención y memoria.

Cuánto deberían dormir :

Cada niño es único pero en líneas generales  podemos decir esto:

  • Los recién nacidos duermen entre 16 y 18 horas al día.
  • 3 meses y 12 meses 15h a 14 h.
  • 2 años el promedio de sueño es de 13 horas al día.
  • 3 a los 5 años es de 10-12 horas.
  • 6 y los 10 años de vida duermen alrededor de 10 horas al día.
  • Los adolescentes necesitan dormir alrededor de 8-10 horas diarias; también suelen acostarse y levantarse más tarde que el resto de la familia.

¿Es normal que se despierte mi peque en la noche?

Pues si! Es completamente normal! Durante la noche, los menores de 3 años se despiertan entre 20% y 40 %. A los 3 años aproximadamente 15 % y un 2% a los 5 años de edad.
Todo también depende de la duración del sueño nocturno, que varía en función de muchos factores como la edad, el estado de salud y el estado emocional, entre otros.

Parasomnias

Desde el punto de vista médico, las llamadas Parasomnias, lo fenómenos o conductas que alteran la calidad del sueño.  Entre las parasomnias se encuentran las pesadillas, sonambulismo y terrores nocturnos. A continuación la descripción de cada uno de ellos

Terrores Nocturnos

  • Ocurren durante el primer tercio de la noche, (fase de sueño profundo), fase No REM del sueño.
  • Aparecen entre los escolares (3 a 6 años). E incluso a más edad, hasta 12 años. Desaparece en la adolescencia.
  • Prevalencia entre 1 – 6 %, más común en niñas.
  • Duran unos minutos aproximadamente entre 1 a 10 min, sin DESPERTAR al peque, es decir están profundamente dormidos.
  • Aunque tengan una mirada fija, ojos abiertos despabilados, el peque no ve ni oye. No sabe que está ocurriendo.
  • Muy importante, que tengan en cuenta, al despertar NO recuerdan lo sucedido.
  • Es Importante saber que aunque lo veas y escuches gritar, NO están despiertos. Y NO deben ser despertados.
  • Es muy probable que esto produzca temor y angustia en los padres, pero es muy importante mantener la calma.

¿Porque ocurre? 

  • Son propios del desarrollo.
  • Puede aparecer por fiebre, enfermedades, algunos fármacos, estrés, horarios de dormir irregulares.
  • Suele haber antecedentes familiares.
  • No necesita tratamiento.

¿Qué debemos hacer como padres?

  • NO DESPERTARLE, sólo acérquese muy suavemente, esperar en silencio, ya pasará.
  • Sólo asegurarse que no se haga daño, recuerda aunque grite, o lo vea con los ojos abiertos, esta dormido.
  • Al cesar el terror, solo acuestale suave sin despertarlo. Con un besito y dormirá. Dormirá plácidamente.
  • Es importante si son violentos los episodios y frecuentes consultar con tu pediatra.
  • Tu peque no recordará nada al siguiente día, se recomienda NO decirle a tu peque del episodio, ya que podría existir problemas a la hora de dormir.
  • Los episodios desaparecerán al ir haciéndose mayos.

PESADILLAS

Es otra de las Parasomnias que junto con los terrores nocturnos y sonambulismo ocurren en los peques.

  • Inicia entre los 3 y 6 años de edad. Frecuente entre 6 y 10 años de edad. Van disminuyendo cuando son adultos.
  • Pueden producirse en cualquier momento de la noche, aunque más frecuente durante último tercio.
  • Finalizan con despertar del peque.
  • El peque se despierta ansioso, con taquicardia, asustado, sudoroso.
  • No duran mucho. El peque recuerda todo y se relata como si hubiese sido real.

¿Que lo puede producir?

Estrés por conflictos emocionales, episodios traumáticos , fatiga, cambios lugar donde concilian el sueño, algunos fármacos, alcohol.

¿Que hacer como padres?

  • Tranquilizar al peque. Permaneciendo a su lado, darle cariño y seguridad.
  • Puede presentar dificultad para volver a dormir. Abrazalo y dale cariño.
  • Dejar luz encendida.
  • No preguntarle acerca del sueño en ese momento. Sólo hablarlo al día siguiente .
  • Evitar cuentos, peli o programas de terror previo a dormir.
  • Identificar qué lo desencadenó y eliminar causa o reducirla.
  • Siempre les digo a los padres al peque describir lo soñado, debemos hacer bromas de ese monstruo o pesadilla y reír con tu peque.

¿Quien de nosotros no ha tenido una pesadilla?

SONAMBULISMO

De Igual manera, se trata de una Parasomnia, y se describe como aquellos episodios en que el peque se levanta de la cama y camina, deambula, aún dormido. Ojos abiertos y mirada fija. Puede dormir en cualquier parte diferente a la cama.

  • Pueden abrir y cerrar puertas. Vestirse, encender la tele, etc..
  • Edad de aparición 4 a 6 años de edad, prevalencia a los 12 años de edad. Desaparece alrededor 15 años.
  • Al siguiente día no recuerdan nada de su paseo nocturno. Es benigno.
  • Puede realizar comportamiento inadecuado, como orinar armario.
  • Dura de unos minuto a media hora.
  • Ocurre en las 3 primeras horas de del sueño.
  • La familia aquí debe garantizar la seguridad del peque. Evitar acceso calle, escaleras, ventanas, balcones.
  • NO DESPERTARLE, ya que se agitan y ser agresivos. No hablarles. Esperar que solo vuelva a la cama, ustedes como padres estar a su lado. Llevarle suavemente a su habitación.
  • Al otro día NO recuerda nada.
  • Antecedente familiar , carácter hereditario.
  • No suele haber más episodio al mes.

Causas:

Sueño insuficiente. Sueño irregular. Aunque no existe explicación de la causa.

Recomendaciones generales para favorecer el sueño de los más pequeños

  • Establecer horarios de sueño regulares.
  • No cenar comidas copiosas, grasas, muy condimentadas, así como evitar el azúcar, el chocolate, bebidas de cola y otros estimulantes.
  • Tomar leche (sin azúcar) antes de dormir, como decían nuestras abuelitas, puede favorecer el sueño por su contenido en triptófano.
  • Léele un hermoso cuento antes de dormir, es muy bonito esa rutina, lo crees? Te conecta más a tu pequeñín.
  • Desconecta los dispositivos móviles y apaga todas las pantallas, estudios recientes afirman que la luz de las pantallas podría alterar los niveles de melatonina, hormona encargada de regular los ciclos de sueño.
  • No te saltes ninguna siesta.
  • Evita sobre-estimularlo en horas cercanas a la noche.
  • La música relajante o incluso una melodía que pueda cantar mamá o papá pueden ayudarle a conciliar el sueño. El ruido blanco suele dar buenos resultados también
  • Acompáñale si así te lo pide y búscale ese último vaso de agua.

Recuerda siempre que la evaluación periódica y presencial de un especialista de la salud es imprescindible.


Dra Mirian T Durán Maldonado 
Pediatra. Puericultor. 
@pediatraentucasa








Si te ha gustado esta entrada no olvides darle like y compartirla, así nos ayudas a saber qué contenidos son de mayor interés! Recuerda Suscribirte al blog para no perderte ninguna de nuestras sorpresas y novedades! (encuentras el formulario de suscripción en la barra lateral derecha si estás en un ordenador o más abajo, justo debajo de los comentarios si estás en un móvil)

Deja un comentario